Marchando dos de Mark Lanegan

Crítica de Carlos Pérez de Ziriza en elpais.com sobre su concierto con los Soulsavers en el Wintercase de Valencia:

“Las palabras “Jesús” y “Señor” (ambas en inglés, claro) fueron las más escuchadas en la primera cita que el itinerante Wintercase tenía reservada para Valencia. Una compañía sonora perfecta para combatir -o acompañar, según se mire- el aguacero que caía a esa misma hora en la ciudad. El añejo gospel ha servido para regar de espiritualidad sacra los repertorios de los británicos Spiritualized y Soulsavers, estos últimos con la inestimable colaboración de la voz cavernosa de Mark Lanegan (ex Screaming Trees). Ante el derroche escénico y emocional de ambos, poco podía hacer David Carabén, de Mishima, más allá de lidiar con el siempre desagradecido papel de telonero acústico, presentando temas de su inminente nuevo álbum y alguna versión de Leonard Cohen (como Hey, that’s no way to say goodbye).

Acompañado por un cuarteto de cuerda, un imponente coro gospel formado por tres vocalistas femeninas y su fiel Tony Foster (alias Doggen) al piano Fender Rhodes, Jason Pierce, alma mater de Spiritualized, ofreció una magnética relectura de algunos de los temas más emblemáticos de su carrera, tanto de su banda como de su anterior proyecto, Spacemen 3. Sonaron himnos de redención como Stop your crying, Lord can you hear me, e incluso el clásico tradicional Oh Happy day. No es mala forma de bandear un lapsus creativo que tiene a su banda instalada, desde hace algunas temporadas, en un impasse de incierta salida. Con este inteligente revolcón de solemnidad casi eclesiástica, en las antípodas del arrebato eléctrico, su temario sigue ardiendo como en sus mejores momentos.
Algo parecido a lo logrado por Soulsavers, quienes invocan a las mismas fuentes -también se acompañan de coro gospel- pero dan con un resultado en directo algo más estridente, quizá fruto de un derroche instrumental algo excesivo y común a esta clase de proyectos, que no pueden negar una cierta génesis de laboratorio. Empero, su principal activo es la intimidante presencia de Mark Lanegan, préstamo vocal y escénico de lujo. Un tipo tan sobrio sobre las tablas como indudablemente solvente a la hora de dotar al discurso de los británicos de una gravedad emocional poco común.”

-Dulli y Gutter Twins es lo siguiente

Lanegan no para. Si no fuera por las cada vez más marcadas arrugas de su rostro pensaríamos que el tiempo no pasa para él, y es que este genio de Seattle no rechaza ni un sólo proyecto. Después del emprendido junto a Soulsavers, le toca el turno al que fuera cantante de Afghan Whigs, el también mítico Greg Dulli, que ya ha disfrutado anteriormente de la suerte de colaborar con Lanegan.

Saturnalia es el nombre que le han puesto a este trabajo conjunto del que, midiendo la talla artística de sus dos ideólogos, uno sólo puede esperar lo mejor. Si a esto le añadimos que el disco supone el regreso de Lanegan y Dulli a Sub Pop aún hay más alicientes. Llegará a comienzos del año que viene y ya estamos impacientes…

Anuncios

2 Respuestas a “Marchando dos de Mark Lanegan

  1. Pingback: Revival, definitivamente la mejor canción de 2007 « Sololobueno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s