Extremoduro están de vuelta

La banda de Roberto Iniesta ha anunciado su vuelta a los escenarios para 2008, después de pasarse cuatro años alejados de ellos. Hablando, como hablamos, del mejor grupo de rock en castellano de todos los tiempos (que además son de mi tierra, no sé si se nota) esta es, sin duda, una gran noticia.

Será interesante ver tanto el estado de forma del Robe (siempre una incognita) como si van a lanzar nuevo material o simplemente se dedicarán a tocar en directo el espectacularmente extenso e histórico repertorio del que disponen, envidiable por cualquier grupo a lo largo y ancho de la península ibérica y, por qué no, de fuera de ella.

Si hay un grupo de tanta calidad -sobre todo en las letras que le dan mil vueltas a las de Sabina y a las de cualquiera-, que además sepa mezclar con tanto acierto el rock ibérico más sucio y canalla con esa especie de poesia cruda del robe, y que se lo haya tenido que “currar” tanto como ellos, que deje un mensaje y me lo diga.

Los comienzos no fueron difíciles, fueron milagrosos. El Robe financió la primera maqueta -que después daría lugar a “Tú en tú casa, nosotros en la hoguera” (1987), primer disco de Extremoduro- vendiendo participaciones a mil pesetas entre los vecinos y colegas de Plasencia. A partir de aquí nada fue fácil; cualquiera que haya escuchado los primeros discos de Extremoduro puede caer en la cuenta del pésimo y lamentable sonido que tienen a pesar de la extraordinaria calidad que encierran sus canciones.

Es un contraste que al final ha acabado siendo un rasgo característico más del sonido del grupo, porque no ha sido hasta sus últimos disco cuando han empezado a tener una mejor producción -que muchos piensan que ha desfavorecido al grupo- y cierta promoción, algo que en discos anteriores a “Agila” (1996) con los que ya habían alcanzado cierto éxito no habían contado (si vives en una comunidad como Extremadura entenderás por qué).

Los ví una vez en Cáceres junto a Fito y fitipaldis, hace ya varios años, y estuvieron geniales. En cualquier caso un concierto de Extremo siempre será una incognita… pueden ir demasiado borrachos y puestos y no enterarse de nada, o demasiado poco y estar deseando terminar para largarse y ponerse hasta arriba. Pero yo recomiendo no perdérselo. Siempre será mejor ver al robe -que es auténtico- que a un pelele que se cree Jim Morrison y no tiene ningún carisma.

Os dejo este video como homenaje -se lo robo al robe- de esa peculiar tierra nuestra:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s