El Kodak Theatre de Milton: Todo preparado para la gala

He aquí mi primer texto escrito bajo presio… encargo. Fue una sugerencia que serviría además para enlazar con un tema que ustedes pudieron leer hace un par de días: canciones de Oscar.

Lo primero que pensé cuando me pasaron el marrón fue «¿qué sé yo de las canciones que han ganado el Oscar?». Y me respondí a mí mismo al instante: «Nada de nada». Es más, para mí el título «Canción ganadora del Oscar» no suele presagiar nada bueno, a pesar de que el único tema que sé que obtuvo tal premio me parece enorme: Streets of Philadelphia, de Bruce Springsteen, que pertenece a la película Philadelphia. Le doy mayor mérito aún si tengo en cuenta que el Boss, quitando cuatro o cinco canciones, no es alguien a quien le dedique mucho tiempo en mi melomanía.

Así que, entre la espada y la pared, he indagado (es decir, he acudido a la Wikipedia) sobre eso del Oscar a la mejor canción original (resaltemos la palabra «original»: hay temas que han adquirido la suficiente fama como para hacernos olvidar la película a la que pertenecen, pero fueron creados para ella). Y mi primera sorpresa ha sido encontrarme con un listado extenso de relucientes ganadoras. Desde 1934 se lleva entregando este premio, sólo cinco años después de la creación de los galardones. Imaginaba que era algo mucho más moderno, producto de un acuerdo con la MTV o algo así.

La segunda sorpresa, la más agradable, ha sido encontrar temas dignos de recordar: Baby, it’s cold outside, un gran estándar de jazz, formaba parte de la película La hija de Neptuno, de 1949, protagonizada por Esther Williams. Nadie se acuerda del filme, unos pocos de Esther Williams, pero Baby, it’s cold outside es un clásico y tiene infinidad de versiones, una de las mejores proviene de Dianne Reeves, que la canta con una elegancia digna de la mismísima Ella Fitzgerald.

Otros clásicos: The way you look tonight (de En alas de la danza), Over the rainbow (El mago de Oz), White Christmas (Holyday Inn), Mona Lisa (otro estándar de jazz, de El capitán Carey), Moon River (Desayuno con diamantes, quizá esta sea la mejor simbiosis entre película y canción), For all we know (más jazz, esta canción la descubrí gracias al gran Brad Mehldau, pero viene de la película Amantes y otros extraños). Las hay más modernas, del tipo Take my breath away, la de Top Gun, pero no siento el mismo cariño por ellas. Los 80 y los 90 fueron una época de baladas melosas, y parece que en esta década han decidido variar un poco y meter a Eminem o Jorge Drexler.

Como dijo el patrón de esta página hace dos días, en Sololobueno apostamos por M.I.A. Breve ficha: tipa nacida en Sry Lanka que en la adolescencia se larga a la metrópoli, Londres, donde hace de fotógrafa y artista gráfica para descubrir después que la música no se le da mal, sacando dos álbumes que son de lo mejor que se puede escuchar de un tiempo a esta parte. ¿La canción con la que participa? No está mal, pero no es ni de lejos la mejor que le he escuchado. Aún así, estaría bien que ganara. Por joder, supongo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s